Acerca de Mí

Hola, me llamo Vicente Soto, tengo 34 años y estoy casado.

Trabajo como empleado administrativo y paso muchas horas sentado en el día. Lo que me ha llevado a sufrir algunos trastornos como dolores de espalda y fatiga.

Además de una buena acumulación de grasa especialmente en el abdomen, que según mi médico tenía que sacármela de encima lo antes posible porque podría afectar a mi corazón.

Vicente SotoA mi corta edad ya comenzaba a sufrir algunos síntomas de presión alta y eso no podía ser.

La grasa no solo estaba afectando mi apariencia sino también mi salud, algo tenía que hacer. Así fue como comencé a buscar dietas y ejercicios para hombres que me dieran la solución.

Probé todas las dietas que encontré… me llevaba el menú del día a mi trabajo y respetaba al pie de la letra, pero la barriga… bien gracias!

Aunque algunas veces me sentía muy liviano, luego de una semana volvía a estar y sentirme tan pesado como antes… Físicamente todo seguía igual, lo que cambiaba era mi estado de ánimo.

Estas dietas me estaban provocando mucha ansiedad y cada desilusión que sentía lo estaba trasladando a la gente que más quería.

Ya no tenía ganas de compartir momentos con mis amigos o familiares, porque generalmente estaba de mal humor y porque muchas de ellas me sacaban toda la energía.

Mi objetivo no era parecer uno de esos modelos que hacen pesas todo el día, yo solo quería que desaparezca la barriga, correr algunos agujeros mi cinto y ganar salud.

Ya estaba a punto de rendirme cuando teníamos una reunión en el trabajo. Era una presentación conjunta a otra sucursal de la empresa.

Mi gran sorpresa fue encontrarme con una persona que conocía hacía mucho… Una frase de él lo resume todo: “Qué gusto volverte a ver, no te veo desde hace como 10 kilos…”

Estaba irreconocible, no solo había adelgazado, sino que tenía una actitud diferente, mucho más decidido y seguro de sí mismo.

Al terminar la reunión me animé y le pregunté qué le había sucedido, si le había pasado algo grave, cómo adelgazó tantos kilos en tan poco tiempo?

Me contó todo, su secreto: La Verdad Sobre Los Abdominales Perfectos.

Me envió por mail el sitio de dónde podía descargarlo y obviamente lo compré. Comencé a hacer todo tal cual como allí lo aconsejan, las actividades, dietas, todo… y mi vida dio un giro completo.

Los cambios son muy rápidos, cada fase se nota, principalmente en tu ropa. Te sientes de muy buen humor y ves las cosas de otra manera, mucho más positivas. Estos simples detalles hacen que creas que estás haciendo las cosas, te animan a seguir y cumplir con cada etapa y realmente funciona.

Poco a poco mi barriga fue desapareciendo y se llevó con ella mi mal humor y desánimo.

La alegría de adelgazar hasta lograr mi peso ideal hizo que hoy abra este blog para compartir mi experiencia contigo.

A través de esta pequeña historia quiero transmitir que si quieres adelgazar, tú lo puedes lograr.

Ya sea por salud o por estética tener una buena alimentación hace bien al alma!

Verdad Sobre Los Abdominales Perfectos